¡Lechería! Armando será nuestra voz // Oscar Navas @oscarnavas

Opinion

En Lechería hemos sido objeto de los más atroces ataques. Por ser fieles al sublime pensamiento de la libertad, el régimen de Maduro nos ha intentado postrar, sin embargo como vecinos unidos nos hemos mantenido erguidos y defiendo la mayor de las causas: Venezuela.


El alcalde Gustavo Marcano responsablemente denunció que el Ejecutivo nacional relegó a nuestro municipio en el tema de la asignación de recursos como un claro gesto de represalia oficial en contra de nuestros ciudadanos.

El régimen siempre atacante e insultante lanzó sus baterías contra nosotros, y ¿por qué razón? Primeramente porque no nos perdonen el hecho de ser el municipio más demócrata de toda Venezuela.

Y también, porque en el seno del Gobierno sólo se respira revanchismo, odio y exclusión.

Al mejor estilo de los Nazis contra el pueblo Judío y como los blancos sudafricanos trataban al pueblo negro durante el Apartheid en Sudáfrica, de esa misma forma cruel, inhumana y bestial el régimen ha intentado menospreciarnos y tratarnos como ciudadanos de tercera o cuarta categoría.

Maduro trata infructuosamente de crear entre los lecherienses y morreño una especie de “holocausto moral”, pero la gallarda posición de los vecinos ha demostrado que no existe régimen alguno, que no ha nacido dictador que pueda doblegar el espíritu fuerte e inquebrantable de nuestra gente.

Ellos pueden seguir, durante estos días, con sus políticas de grosera exclusión. Ellos pueden aprovechar estos días para desatar lo más grotesco de sus comportamientos viles, porque en apenas unos días, este 6 de diciembre, los lecherienses hermanados con los portocruzanos y guanteños elegiremos a Armando Armas como nuestro diputado.

Sé que Armando defenderá con fuerza y fe los derechos de Lechería, Puerto La Cruz y Guanta. Estoy convencido que su voz se hará sentir en el seno del parlamento luchando por la asignación de recursos y promoviendo el cambio social, político y económico que todos queremos para la nación.

Armando Armas será nuestra voz. Será la voz de Lechería. Este 6 de diciembre con nuestro voto castigaremos la exclusión, sectarismo y opresión que ha caracterizado a este régimen déspota.

¡Lechería! Debemos con responsabilidad cívica y moral salir masivamente a votar este 6 de diciembre, y elegir a un diputado que luche, al mejor estilo de Leopoldo López, por una mejor Venezuela, que lo dé todo por el rescate de nuestra nacionalidad y contribuya decididamente a alcanzar la meta de la nueva mejor, la mejor Venezuela.

Si los argentinos pudieron, escogiendo a Macri como su presidente, así nosotros también podremos con la energía de nuestros votos elegir una nueva mayoría demócrata en la Asamblea Nacional.

¡Sí se puede!