28
Jue, Jul

1 de cada 4 personas puede desarrollar fibrilación auricular

Salud y Vida
Nuevos datos sobre las causas del accidente cerebrovascular (ACV) fueron aportados en el reciente “VIII Simposio de Cardiología Preventiva”, que tuvo lugar en la ciudad de Caracas y reunió a los más destacados cardiólogos del país. El Dr. José Pompini, de la Unidad Cardiovascular Ascardin y presidente del Capítulo de Enfermedad Tromboembólica Venosa de la Sociedad Venezolana de Cardiología, explicó que: “La fibrilación auricular es la alteración más frecuente del ritmo cardíaco y es altamente incapacitante para el paciente. Desde el punto de vista epidemiológico hay que resaltar que 1 de cada 4 personas, a partir de los 40 años, pueden desarrollar fibrilación auricular a lo largo de su vida”.

“En el 2007 se diagnosticaron más de 6 millones de personas con esta arritmia denominada Fibrilación Auricular, en EEUU, Japón, Italia, España, Francia y Reino Unido. Al ver esta cifra hay que tomar en cuenta el envejecimiento de la población, las estimaciones indican que la enfermedad se duplicará en los próximos 30 años. Las causas están vinculadas primordialmente a la edad, el estrés, hábitos de vida poco saludables, entre otras”.

La Fibrilación Auricular (FA) es el trastorno mas frecuente del ritmo cardiaco, provoca irregularidad en los latidos del corazón y puede ser la causa de un accidente cerebrovascular (ACV), por ello hay que atender los síntomas y visitar regularmente al médico. El Dr. Pompini advierte: “La FA está relacionada con muchos estados pro-trombóticos, por eso el paciente que sufra este trastorno FA tiene más posibilidad de formar coágulos en la sangre y aumenta 5 veces el riesgo de padecer un accidente cerebrovascular (ACV) que aquellos que no tengan la condición previa”.

“Los accidentes cerebrovasculares relacionados con la FA tienden a ser especialmente graves e incapacitantes, ya que el 50 por ciento de los pacientes muere en el término de 1 año;  además de derivar en altos costos para la sociedad y el paciente”, afirma el especialista.

“En el momento que se produce un ACV” –advierte Pompini- “lo ideal es evaluarlo de forma multidisciplinaria, es decir, que lo vea conjuntamente un neurólogo con el cardiólogo, e incluso el psiquiatra porque muchas veces el paciente se deprime.  Es importante la presencia del fisiatra porque con frecuencia el paciente queda con secuelas y necesita rehabilitación física”.

Finalmente el cardiólogo promueve un mensaje de concientización con respecto al tema: “Aproximadamente el 50% de pacientes con Fibrilación Auricular pueden pasar espontáneamente a su ritmo cardiaco normal (sinusal), por ello resulta esencial el control médico y las evaluaciones correspondientes, dependiendo la edad. Ahora bien, si el paciente se palpa el pulso y éste no es rítmico, la recomendación es asistir al médico, para así evitar futuras complicaciones”.