25
Lun, Jul

Luis Vicente León: Nicolás Maduro ha sido incapaz de enfrentar la crisis

Politica

El martes se cumplieron tres años de su juramentación como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, y Nicolás Maduro lucha por mantenerse en el poder ante el revés de una crisis económica que le pasa factura con un descontento popular, que electoralmente, podría sacarlo de Miraflores.

El sucesor del fallecido líder Hugo Chávez llega a tres años con la inflación más alta del mundo y la más elevada en la historia del país. La mitad de un período acentuado por el peor trance de desabastecimiento alimenticio y de medicamentos.

Un tercer aniversario que enfrenta con un revocatorio a puertas y con todo un abanico de opciones constitucionales que legítimamente podrían interrumpir su mandato. “El factor económico es el principal enemigo de Maduro.

Esto explica la problemática actual y la pérdida de conexiones desde lo interno del oficialismo. El Gobierno no ha sabido cómo enfrentar esta crisis. Ya sea la guerra económica, el imperio, los marcianos, a la final el resultado es el mismo.

Tiene tres años siendo incapaz de atender el problema. La situación empeora y empeora”, dijo vía telefónica a La Verdad, Luis Vicente León, presidente de Datanálisis. Tan solo en el año 2015, cerraron 28 mil empresas en el ámbito nacional, esto según cifras de la Unión Empresarial del Comercio y los Servicios del estado Zulia (UCEZ). “Amor con hambre no dura”, expresa el dicho popular.

Y es que según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), actualmente hay al menos 16 protestas diarias, y más de 80 por ciento son por alimentos, salud, mejoras salariales y vivienda digna. Todo un escenario que el pasado 6 de diciembre le dio una bofetada electoral al primer presidente chavista.

Los votos le quitaron el Parlamento y surge así una nueva mayoría enfocada en salir este año de su mandato. ¿Está el presidente luchando para sobrevivir en el poder? A juicio de León, “Maduro está surfeando en su crisis”. Manifestó que él solo está preparándose para no tener un revocatorio y para impedir todas las vías electorales ya que las mismas son un peligro para su gestión. “Él apela a la emoción para mantenerse, apela al amedrentamiento haciendo creer que un cambio de gobierno significaría una inestabilidad severa”.